Seguridad al Bailar Tango

Pareja que baila tango y demuestra seguridad

Seguridad al bailar tango y en la vida

La seguridad al bailar tango consiste en tener la certeza de la intención, dirección, velocidad y expresión del próximo movimiento. En la vida y en las relaciones de pareja la seguridad podría definirse en los mismos términos del baile, la seguridad en la pareja es en alguna medida la convicción de las intenciones de la pareja, las expresiones de compromiso, fidelidad y de la dirección que la pareja decide darle a su relación. La seguridad se construye a partir de la coherencia entre lo prometido y lo realizado, entre las expectativas que creas con tus palabras o tus actos y lo que luego realmente haces. La seguridad, a diferencia de la confianza, siempre se crea progresivamente en función de nuestros actos y es por ello que debe existir mucha coherencia entre lo que “decimos” que vamos a hacer y lo que “hacemos”.

La seguridad al bailar tango, así como la confianza, se demuestra en lo más básico: el abrazo, el abrazo firme y seguro es lo que le trasmite tanto al marcador como al seguidor la certeza de lo que se quiere hacer, es uno de los aspectos más importantes del baile y es algo que nunca se debe descuidar. En las relaciones de pareja la seguridad depende mucho de nuestras acciones, ese abrazo equivalente al de tango son los hechos, palabras y acciones que en cada momento reafirman nuestro compromiso con nuestra pareja y le transmiten nuestras intenciones.

La seguridad bailando tangos

Al bailar tango ambos roles deben transmitir la seguridad en el baile, esto es, el marcador tiene que indicar inequívocamente la dirección hacia la cual se quiere dirigir, la cadencia y expresión; el seguidor debe entender y ejecutar las indicaciones, aportando sutileza, belleza, elegancia, efectuando una ejecución acorde con la cadencia y expresión que sugiere el marcador. Para transmitir seguridad hay que tener seguridad, nuevamente me enfoco en el trabajo propio porque, si tú no tienes certeza de la dirección a la que te quieres dirigir ¿Cómo piensas transmitir seguridad a la persona que te sigue? Y desde el punto de vista del seguidor, si no tienes certeza de lo que te están marcando ¿Cómo piensas ejecutar con seguridad lo que te marcan?

Este es el punto en donde algunas de las personas caen en la tentación de exigirle a la pareja que mejore y ubican el problema lejos de si y lo proyectan en la otra persona. Si se ejerce el rol de marcador, usualmente se escuchan frases como: es que ella (él) no me sigue, es que ella (él) baila sola/o, es que ella (él) no se deja llevar; desde el rol de seguidor es usual defenderse diciendo: es que él (ella) no sabe marcar, es que él (ella) no me guía, él (ella) no me transmite nada o a él (ella) no se le entiende lo que quiere.

Nuevamente mi propuesta es enfocar el trabajo y la raíz del asunto en ti y no en la otra persona, recuerda que como un gran chef tú puedes controlar los ingredientes que agregas a tu creación, mientras mejores sean los ingredientes que tú aportes, mejor será el producto, independientemente de lo que el otro pueda aportar.

Enfocar el trabajo en tus ingredientes implica conocerte muy bien, si en la vida eres insegura(o) y no tienes claridad de lo que quieres, en el tango te expresarás igual. Si te cuesta comprender y seguir instrucciones y cuestionas cada movimiento que haces a partir de tu interpretación de las instrucciones, al bailar tango te pasará lo mismo.

¿Cómo mejorar mi seguridad al bailar tango?

El enfoque de trabajo en tus propias acciones y pensamientos es la clave, tanto en la vida como en el tango debes reconocerte como el guía de tu vida, no hay mejor guía para ti que tú misma(o), nadie puede hacer mejor lo que tú haces que tú misma(o). En función de esas afirmaciones y ese auto-convencimiento debes ejecutar lo que sientes y de la manera que lo sientes, estar segura(o) de que el siguiente paso que darás lo harás confiando en que lo estás haciendo bien, es posible que te equivoques, pero te equivocarás con la certeza de que lo hiciste con convicción y que diste tus mejores ingredientes para que el baile y la relación de pareja funcionen. Aplicando esta técnica de auto-convencimiento te sorprenderás de los resultados porque tu baile será más fluido, te entenderán mejor y transmitirás esa seguridad que requiere tu pareja para realizar figuras y secuencias más complicadas.

Una sencilla forma de practicar la técnica del auto-convencimiento consiste en dejar sonar varios tangos y caminarlos pero en forma dramatizada, es decir, caminar e interpretar lo que te transmite cada tango; el primer inconveniente que conseguirás será pensar: ¿lo estoy haciendo bien? En la respuesta a esa pregunta está el secreto del auto-convencimiento ¡claro que lo estás haciendo bien! porque estás expresando tu percepción sobre la música que está sonando, nadie mejor que tú puede expresar lo que siente tu cuerpo al escuchar la música, no hay una mejor versión de ti que tú misma(o). Este ejercicio va más allá de la técnica, cuando ensayamos técnica lo puedes hacer bien, regular o mal, en este ejercicio no hay bueno ni malo ni regular, es lo que es, pero te ayudará a confiar y tener seguridad en ti y en lo que haces.

¿Y en la vida cómo puedo mejorar?

En la vida, y sobre todo en la vida de pareja, el auto-convencimiento debe reforzarse a diario, tú eres quien eres y eres maravillosa(o) sólo por el hecho de existir. Piensa un instante ¿cuántas personas se han beneficiado de una buena acción tuya? ¿a cuántas personas les has cambiado la vida para mejor con tan sólo un gesto o una palabra? ¿cuántas personas desean estar a tu lado para compartir tu existencia? Esa labor de auto-convencimiento es la que día a día te dará la seguridad que necesitas para afrontar cada reto. A menudo te encontrarás con personas a quienes no les gusta tu forma de ser o no les gusta tus maneras, pero no debes buscar aprobación en los demás para darle dirección y sentido a tu vida, la seguridad viene a ti y se transmite cuando aceptas que tú eres quien eres y no pretendes ser alguien más, no pretendes ser lo que otros quieren que tú seas, en la pareja es muy importante saber aceptarte y aceptar a tu pareja tal y como es porque esa aceptación mutua trae consigo la seguridad de que el proyecto que emprendes tiene una dirección y un sentido.

Una vez realizado el trabajo interno será casi imposible no cumplir con las expectativas que generas en los demás, porque las expectativas que tendrá la gente de ti es que seas tú misma(o) y no una versión adaptada de ti.

Vive, equivócate, rectifica, se tú misma(o) porque tu esencia está en este mundo y es necesaria, para potenciar tu seguridad y transmitir seguridad práctica el auto-convencimiento, recuerda lo que una vez dijo el poeta William Ernest Henley en su poema Invictus:

“No importa cuán estrecho sea el camino,
ni cuán cargada de castigos la sentencia,
soy el amo de mi destino,
soy el capitán de mi alma.”

Hasta la próxima tanda !!!