¿Quien Soy? - Tango y vida

¿Quién es tango y vida?

Bailarín tango lindo

Luis Monasterios

Hola !!!

Me llamo Luis Monasterios y estoy encantado de que me puedas conocer a través de mi pasión: EL TANGO.

Si mi pasión es tu pasión entonces ya tenemos mucho en común porque entenderás a la perfección la mayoría de los conceptos que expreso en la página y seguramente habrán algunos escenarios con los que te sentirás identificado/a. Adicionalmente encontrarás que mediante de estos conceptos, ya conocidos por ti, desarrollo una temática orientada a tu crecimiento personal, al potenciamiento de tu liderazgo y a un mejor entendimiento de ti mismo/a que, como consecuencia, mejorara tu baile y hará que disfrutes de una manera más natural y relajada tu pasión.

Si no tienes conocimientos de tango, quizás hayas llegado aquí en busca de crecimiento personal, balance emocional y espiritual, potenciar tu liderazgo o un mayor entendimiento de ti y de tu entorno. Si es así, tengo muy buenas noticias para ti y es que en esta página, a través del tango, desarrollo conceptos de liderazgo, crecimiento personal y espiritual que ayudarán a entenderte mejor y aceptar aspectos de tu personalidad que hasta ahora quizás resultaban desconocidos para ti.

Un Largo Camino Recorrido y Otro Largo Camino Por Recorrer

La historia de esta página comienza con mi propia historia y todo ha surgido a raíz de épocas turbulentas y desamores. Nos remontamos al año 2010 con mi incursión en el tango, lo cual fue algo fortuito porque yo hasta ese momento me consideraba un ferviente rockero. Por medio de mi primera novia conocí el tango, ella me llevó a tomar clases ya que ella siempre había querido bailar (creo que esto es algo muy común en los hombres que bailamos, casi todos llegamos al tango a través de una mujer), sin darme cuenta el tango se había apoderado de mí, se convirtió en mi pasión y quería cada vez aprender y bailar más.

Estaba muy feliz pero: mi primer golpe emocional vino al separarme de mi primera novia, teníamos 8 años juntos y planes de matrimonio, planes de tener hijos y todo lo que la sociedad actual nos exige, fue un duro golpe emocional y por ello busqué refugiarme en lo que me apasiona EL TANGO. Bailé casi todos los días, iba a milongas, clases, talleres de tango, a apoyar en clases de principiantes, todo con tal de no pensar en la tristeza que habitaba en mi ser.

Y llegó mi gran maestra: a través del tango y bailando conocí a la que sería mi gran maestra, mi segunda novia, una gran mujer que marcó mi vida y la llenó de bellos momentos y alegrías, alguien que me enseñó a amar como nunca antes lo había hecho, una gran maestra de luz que me enseñó que entre el amor y el dolor hay un límite muy pequeño y que mi manera de ver y sentir el amor no era la correcta. Por medio de ella comencé a leer mi primer libro de Jorge Bucay y comenzó un cambio en mi ser. Con su partida yo sentí que no volvería a ser el mismo y de hecho no volví a ser el mismo, la tristeza invadía mi ser y no podía refugiarme en el tango porque ella estaba allí, sentí la necesidad de buscar ayuda y esta vez me refugié en el conocimiento de los libros.

Un año de aprendizaje y lecturas: leí muchos libros de Jorge Bucay y comencé a sentirme cada vez mejor, al mismo tiempo notaba que con cada mejora personal mejoraba mi baile y mi actitud en la vida y en las milongas, comencé a pensar en que quizás existía alguna relación entre el baile y mi forma de actuar, en que mi actitud en la vida se refleja al bailar.

Bailando un tango nació nuestro romance: después de un año de crecimiento personal llegó a mi vida mi actual compañera de camino, mi compañera de viaje, ella me ha apoyado en una etapa en la que dejamos nuestra Venezuela natal y llegamos a España para formarnos en marketing digital. Ella ha sido y sigue siendo una parte muy importante de mi vida, es un ser de luz cuyo brillo ilumina mi camino y me inspira, ella no tiene la misma pasión que yo por el tango pero ha sabido respetar y valorar mi pasión y me sigue apoyando y queriendo todos los días.

Una cosa llevó a la otra: como parte de mi formación en marketing digital realicé prácticas profesionales en Alper Consultores, una empresa especializada en acompañar a personas en sus procesos de crecimiento personal y liderazgo, por dos meses y medio me encargué de las redes sociales de la empresa y allí me reencontré con la lectura de los libros de Jorge Bucay y añadí lecturas de Robin Sharma, Alex Rovirá y Eckhart Tolle. En Alper aprendí que el liderazgo tiene 4 dimensiones y que todos somos líderes, que el bienestar comienza dentro de nosotros y se expande hacia otros, que somos cocineros de relaciones y constantemente estamos añadiendo ingredientes que potencian o debilitan esas relaciones. En materia de tango fui protagonista y testigo de mi propia evolución hacia un tango más sentimental, de mayor conexión, más íntimo. Tomé un curso de “Tango Esencial” con Eric Dinzel en donde finalmente conseguí el eslabón que une el tango con el crecimiento personal.

Está página es el producto y evolución de mi experiencia de crecimiento personal y tanguera, es una referencia de que los peores momentos llegan a ti para hacerte crecer y ser mejor persona, esta página está dedicada a ti porque estás en ese proceso de búsqueda de respuestas en lo personal y/o quieres evolucionar en tu baile.

Espero que disfrutes tu lectura, tu estancia en este espacio y tu tango. Sobre todo espero que esta página sea de ayuda para mejorar y crecer personalmente y como consecuencia mejorar tu tango.

Recuerda que “La vida es una milonga y hay que saberla bailar”