El Baile de Tango y la Confianza al Bailar

Pareja bailando tango en óleo

Baile de tango y confianza

En el baile de tango y en la vida de pareja la confianza es uno de los temas más delicados e importantes. Al bailar tango se genera una relación cercana de confidencialidad e intimidad que, basada en la confianza, puede llegar a ser una experiencia inolvidable y distinta en cada baile y con cada pareja.

La confianza en el baile de tango y en la vida se construye y se cuida con cada detalle, al bailar tango el marcador debe confiar en las aptitudes y en el baile del seguidor y el seguidor debe confiar en la dirección y los movimientos que le dicta el marcador. Pasa muy a menudo que el marcador le indica al seguidor movimientos que atentan contra la seguridad de los otros bailarines en la pista, o incluso el marcador lleva al seguidor como un carro de choques de feria, chocando y tropezando con cada bailarín u obstáculo presente en la pista, esto afecta dramáticamente el baile ya que poco a poco el seguidor deja de confiar en el marcador y se vuelve rebelde a sus indicaciones.

Bajo la premisa de que en el baile de tango y en la vida los roles de marcador y seguidor son dinámicos, ambos miembros de la pareja son responsables de generar la confianza dentro del baile, muchas veces, al tomar el rol de marcador, la persona que normalmente es seguidor realiza adornos o figuras peligrosas para el resto de los bailarines y para su pareja de baile, afectando su equilibrio físico y su equilibrio emocional.

¿Cómo construyo y mantengo la confianza en mi pareja de tango y de vida?

 

Para entender la manera de construir, generar y mantener la confianza, primero te explicaré lo que yo considero son tipos de comportamientos de las personas en cuanto a la confianza:

Comportamiento confiado: es aquel tipo de comportamiento en el cual al conocer a alguien das plena confianza, generalmente bajo este tipo de comportamiento se considera que hay que dar oportunidades a las personas para que demuestren su bondad y sus buenas intenciones. Realmente y de corazón se ofrece entera confianza desde el principio, pero también se generan muchas expectativas sobre la persona que se acaba de conocer por lo tanto se tiende a ser muy exigente.

Comportamiento de confianza progresiva: se ofrece un cierto porcentaje de confianza desde el principio y se espera que el resto se construya mediante la experiencia. Este tipo de comportamiento es menos exigente que el confiado ya que las exigencias y expectativas son pocas al principio y aumentan con el paso del tiempo.

Comportamiento de desconfianza progresiva: si alguna vez has ofrecido un porcentaje de confianza al principio pero parece que siempre estás esperando un fallo, entonces conoces este tipo de comportamiento. Es difícil de explicar pero existen personas que nunca confían del todo y siempre están a la defensiva, esperando un fallo para perder cada vez más la confianza.

Comportamiento desconfiado: simplemente no confías, por más que intenten ganarse la confianza, tus experiencias previas, traumas y miedos hacen imposible que confíes.

Es conveniente resaltar que para cada relación cada uno de nosotros desarrollamos un tipo de comportamiento de confianza, esto significa por ejemplo que con algunas personas somos unas personas confiadas mientras con otras podemos ser de desconfianza progresiva. Estos tipos de comportamiento se relacionan con la percepción e imagen que tenemos del resto de las personas y la que damos de nosotros mismos, también tiene mucho que ver con la experiencia que brindamos a cada una de las personas que se relacionan con nosotros. De la misma forma conviene reconocer los tipos de comportamiento que tienen las personas con las que nos relacionamos para saber sus expectativas y manejar las relaciones de forma más efectiva.

El gran secreto para generar confianza es preocuparte por ti mismo, por tu imagen, por tu equilibrio emocional, por tus formas, tus maneras y por la experiencia que das a los que se relacionan contigo. La confianza es una consecuencia natural del crecimiento personal, de la autosuperación.

Confianza al bailar tango

Ya sabes que el secreto de la confianza en la vida es el crecimiento personal, en la vida y en el baile de tango mi propuesta es que siempre te mires y busques tu propio crecimiento.

En el baile de tango el abrazo es una de las principales herramientas para transmitir confianza, estando abrazados y sin dar un paso ya estás generando en la otra persona una visión de ti, de lo que eres como bailarín y como persona, en algún momento puedes generar expectativa o desilusionar, el abrazo en el baile de tango es la herramienta que predispone a tu pareja de baile a un tipo de comportamiento en cuanto a la confianza. Para mejorar tu abrazo tienes que mejorarte a ti, tienes primero que confiar en ti para que puedas tener un abrazo firme, suave y preciso a la vez.

Luego del abrazo y en el desarrollo del baile hay que permanecer con la conciencia activa en el momento presente, esto significa que, al bailar tango, la mente deberá estar apagada y solo habrá que sentir. Cuando guías o te dejas guiar, el estado de conciencia activa en el presente no implica estar distraído con respecto al entorno, por el contrario, cuando la conciencia está activa en el momento presente y eres capaz de sentir y no pensar, automáticamente todos tus sentidos estarán alerta al entorno y por ello estarás más concentrado en lo que pasa a tu alrededor. Imagina tu cuerpo bajo una situación de peligro extremo, lo que sucede en ese momento es que la mente se desconecta del cuerpo y los sentidos pasan a gobernar las acciones, es por eso que bajo situaciones de amenaza real, una persona puede lograr cosas increíbles y está muy atenta a lo que pasa en su entorno. Yo te propongo realizar algo similar pero de manera consciente para que tus sentidos sean los que gobiernen tu baile y puedas transmitir esa seguridad y entrega a tu pareja.

¿Cuántas veces estás bailando con una persona y te encuentras pensando en otras actividades? Piensas en las actividades de mañana, en la manera en que la gente te mira al bailar, en la próxima figura que tienes planeada hacer, en la nueva figura que viste en clases, en que estas bailando con alguien pero te gusta otra persona, en los zapatos, los vestidos, los comentarios, las miradas, en quien llega, quien sale; todos estos pensamientos son algunos de los sabotajes naturales que tiene la mente para arruinarte el momento, conciencia activa en el presente implica olvidarte de todos esos pensamientos y dedicarte a disfrutar del tango que estas bailando con la pareja que elegiste para bailar (sin importar el nivel de baile que tenga).

¿Pero si la otra persona no me transmite confianza, cómo voy a disfrutar?, ¿Cómo voy a tener conciencia activa en el presente si no confío? La respuesta a estas preguntas es muy simple: tú no puedes controlar lo que hagan los demás, lo único que puedes controlar es lo que depende de ti, tú no puedes evitar sentir lo que sientes pero si puedes decidir qué actitud tomar ante eso que sientes. Ahora que lo sabes, cada vez que sientas desconfianza deberás decidir cuál será tu actitud ante esa situación y cuales ingredientes puedes aportar para que esa situación mejore; mi sugerencia, como chef de relaciones elige siempre añadir los mejores ingredientes. Todo esto que he dicho te vale tanto para bailar tango como para tus relaciones del día a día.

Mejora tu abrazo y tu baile desde la técnica y desde el crecimiento personal, haz crecer la confianza en ti, baila en un estado de conciencia activa en el presente y cuida los ingredientes que añades a tus relaciones y a tu baile, con eso lograrás transmitir confianza a casi toda persona que baile contigo y en general a casi toda persona con la que te relaciones, pero por sobre todas las cosas además de generar confianza, honra y se fiel a esa confianza que los demás ponen en ti, no te defraudes ni defraudes a los demás porque en la vida y en el tango la confianza siempre se basa en cumplir con las mismas expectativas que generas.

Hasta la próxima tanda !!!