Aprender tango: 5 consejos que nunca una chica escuchará al tomar clases

Aceptación bailando tango. Chica que acepta bailar. Aprender tango

Aprender tango en clases no es suficiente

Las chicas que quieren aprender tango a menudo olvidan algo muy importante y es que tomar clases no es suficiente. Para evolucionar rápidamente en el tango es necesario enfrentarse al mundo real del baile y las milongas, es muy común en clases que la chica que quiere aprender tango ejecute las dinámicas y los movimientos casi a la perfección durante la clase y luego al asistir a la milonga ninguno de los movimientos fluye. Tanto en el tango como en la vida el entrenamiento en condiciones ideales nos prepara para las situaciones reales, pero es la experiencia la que enriquece y potencia el entrenamiento.

Algo que no se aprende en clases: el comportamiento social en la milonga

Al aprender tango en clases a las chicas se les enseña como bailar, los adornos, la estética del baile, las técnicas y como seguir y sentir; pero lo que no se enseña en clases es uno de los temas más importantes y tiene que ver con el comportamiento social en la milonga. Más allá de los códigos, existen prácticas de sentido común que pueden convertir una noche de milonga cualquiera en una noche excepcional en la que no pares de bailar. Una de las quejas comunes entre las chicas al aprender tango, o incluso entre las que ya tienen un nivel avanzado en el baile, es que al asistir a la milonga los chicos no las invitan a bailar y pasan mucho tiempo sentadas, o incluso muchas se quejan de que siempre bailan con el mismo chico toda la noche ya que ninguno de los otros bailarines se atreven a invitarlas a bailar.
Si te ha pasado o te sigue pasando que te quedas sentada mucho tiempo en la milonga o que siempre bailas con la misma persona quizás sea porque no estás tomando en cuenta algunas prácticas sociales de sentido común para bailar en la milonga:

1) Anuncia al mundo que bailas tango

Parece obvio pero ¿cuántas veces ha pasado en las milongas que llega una chica nueva y ninguno de los bailarines sabe si ella vino a bailar o a ver bailar? Esto se repite muchas veces en milongas alrededor del mundo, lo recomendable es que si vas por primera vez a una milonga te acerques a los organizadores, a los musicalizadores e inclusive a los meseros y les indiques que tú has venido a bailar y no solo a ver.
En la mayoría de los casos los organizadores, musicalizadores y meseros conocen muy bien a los bailarines habituales de la milonga y en algún momento le indicarán a varios de ellos que hay una nueva bailarina en la milonga con lo cual ya no pasarás desapercibida.

2) Adopta la postura y las maneras de una chica que realmente desea bailar.

A veces muchas de las que se quejan que no bailan en toda la noche no se dan cuenta que durante la mayor parte del tiempo han estado conversando con sus amigas en posición de espaldas a la pista y sin siquiera buscar la mirada de algún chico para poder bailar. El cabeceo es una de las costumbres sociales más hermosas del tango, el cruce de miradas, la sonrisa y luego la invitación con un gesto de la cabeza es la manera más adecuada y común de invitación al baile. Cuando una chica está distraída hablando y está de espaldas o diagonal a la pista es casi imposible que un chico pueda hacer contacto visual e invitar a la chica al baile.

3) Cuidado con el vitrinazo.

Entendiendo el vitrinazo como ese primer contacto de una chica con la pista cuando nadie la conoce en una milonga, ese momento es de los más importantes y puede determinar tu éxito o fracaso en esa milonga. Contrario a lo que comúnmente se piensa, la mujer también es responsable de elegir la persona con la que quiere bailar. Al momento de estar en una milonga en la que nadie te conoce es conveniente esperar una o dos tandas y observar detenidamente los bailarines a ver con cuáles de ellos te podrías sentir cómoda bailando tu primera tanda. Luego como resultado de tu estudio debes dedicarte a mirar y buscar el cabeceo de alguno de los bailarines que tú has seleccionado para dar tus primeros pasos en la milonga.
El bailar tu primera tanda con alguien que te haga lucir (independientemente de tu nivel de baile) es determinante para que otros bailarines sepan lo que pueden o no esperar de tu baile.

4) Aleja a los buitres.

Existe una clase de chicos en la milonga que cuando ve a una chica nueva que llega quiere apropiarse de su baile y todas sus tandas, bien sea porque sexualmente le agradas a los chicos, por tu nivel de baile, por tu forma de bailar, porque ellos buscan alguien para pasar la noche, porque eres atractiva o por incontables razones; ellos ven a las chicas como objetos (lamento tener que abrirte los ojos en este post y de esta forma pero esa clase de chicos existe) y tratan de ser ellos los protagonistas de tu noche, si, escuchaste bien: TU NOCHE. La principal protagonista de tu noche de milonga eres tú y nadie más, muchas veces estos chicos ocupan todas tus tandas de baile para ellos y con eso te alejan de la posibilidad de bailar con otro tipo de bailarines. Si quieres bailar con diferentes personas deberás rechazar de vez en cuando a uno o más chicos para darte la oportunidad de mirar otras caras y buscar la invitación de otro bailarín mediante el cabeceo.

5) Elige con quien bailar

Al aprender tango muy pocas veces se les dice a las chicas que ellas tienen el poder del baile, el chico puede querer bailar con una chica pero es la chica quien tiene la última palabra al aceptar o rechazar la invitación. Si hay alguien con quien no te sientes a gusto bailando bien sea porque no ha aprendido bien, no te transmite confianza, te quiere dar clases mientras bailas o se quiere propasar contigo; tu tienes el poder de girar tu rostro hacia otro lado o rechazar la invitación a bailar. La mayoría de las veces las chicas que más y mejor bailan en la milonga son las que se dan su puesto y se hacen respetar, eso resulta atractivo para los grandes bailarines y para los hombres respetuosos en general.

Aprender tango es más que clases, es una actitud de vida

Al aprender tango puedes extrapolar todos los conocimientos adquiridos a la vida diaria ¿cuantas veces llegas por primera vez a un sitio y no sabes cómo desenvolverte? Todo en ese momento de tu vida puede ser más simple si utilizas algunas de las técnicas de comportamiento social del tango como: socializar con las personas influyentes del sitio, adoptar las maneras correctas y acordes a tus objetivos, mostrar lo mejor de ti desde el primer momento (vitrinazo), alejar a las personas de mala vibra y elegir sabiamente a tus compañeros. Muchos de estos conocimientos tienen que ver con el sentido común y con una sana expresión de un carácter fuerte que muestre tu estabilidad emocional y social.

Estas son apenas cinco recomendaciones de un hombre para con las mujeres, cada una de ustedes en su experiencia seguro tendrá mucho más que aportar, pero aquellas que recién quieren aprender tango o están dando sus primeros pasos pueden tomar estas recomendaciones para incrementar sus posibilidades de éxito en la milonga.

Hasta la próxima Tanda !!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.